Introducción al Condicionalismo Evangélico: 5 Cosas Sorprendentes que la Biblia dice del Infierno

Algunas personas han invertido un montón de tiempo al tema del infierno. Un pequeño grupo de estas personas se reunieron, y ahora tenemos RethinkingHell.com. Pero para muchos, esto no es una prioridad. Así que permítame darles un panorama de unas cosas claves que la Biblia dice del infierno, cosas que creo que sorprenderán a muchos de ustedes que no han visto este asunto lo suficiente antes de ahora.

1. La Biblia Advierte a los Incrédulos de la Muerte. Incluso Dice que Sus Almas Morirán.

El destino de los no salvos es la "segunda muerte"1 (énfasis añadido) (Rev. 20.14, Rev. 21.8). La paga del pecado no es tormento eterno, sino muerte (Rom. 6.23). ¡Más importantemente, la Biblia incluso advierte que el pecado lleva a la muerte del alma! Escrito está:

sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. (Jas. 5.20)

Solo porque muchas personas nos digan que tenemos (o que somos) un "alma inmortal" y que "todos viven para siempre en algún lugar" no lo hace cierto.2

2. La Biblia Dice que Dios Destruirá al Impío (Incluyendo sus Almas) en el Infierno.

Es muy común encontrar, en defensas tradicionalistas de tormento eterno, el recuerdo enfático que muchas veces cuando se habla del infierno, El Señor Jesucristo mismo es el que habla de ello. Sin embargo, esto puede ser contra producente, porque Jesús también dijo lo siguiente:

Y no temáis a los que matan al cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. (Mat. 10.28)

¡El infierno es donde Dios destruye el alma! Algunos dicen que "destruir" no significa destrucción en un sentido literal, que a su vez significa consciencia "arruinada" o "perdida". Sin embargo, a parte del uso consistente de la palabra "destruir" refiriéndose a matar y asesinar3 cuando describían lo que una persona le hace a otro en los evangelios sinópticos,4 tenemos una indicación de lo que se refiere dentro del contexto inmediato. Jesús directamente contrasta lo que un hombre no puede hacer ("matar el alma") con lo que Dios puede hacer. ¿Si Jesús quería decir que Dios "arruinaría" el cuerpo y el alma en el infierno o algo parecido, entonces por qué él directamente lo contrasta a la habilidad de los hombres a matar el cuerpo y su inhabilidad de hacer lo mismo al alma? Sería como Dios haber dicho: "no teman a los que no pueden matar el alma; a su vez, teman a aquel que tampoco puede matar el alma".

¿Si Dios no puede hacerle al alma lo que los humanos pueden hacerle solo al cuerpo (matarlo, haciéndolo un cadáver vivo y consciente) entonces porque Jesús trajo el tema siquiera?

Uno puede argumentar que aún si la aniquilación 5 era a lo que se refería, Jesús solo dijo que Dios puede hacerlo, no que él lo hará. Pero, eso levanta la pregunta de porque Jesús habría advertido de lo que Dios haría si Dios nunca lo haría, aun al impío, no importa qué. Si esto fuera así, "entonces el mismo propósito serviría para algunas advertencias absurdas como 'temed a Aquel que te puede convertir en un melón'". 6

El significado es simple. El hombre no puede hacer el alma tan muerto y sin vida como un cadáver (lo cual pueden hacerle al cuerpo). Pero lo que el hombre no puede hacer, Dios puede y hará, el matar el alma, por lo tanto destruyéndolo como entidad viva y consciente. 7

Otros pasajes también hablan de humanos siendo destruidos. Mateo 7:13-14 tiene a Jesús advirtiendo contra seguir el camino que conduce a la “destrucción”, un camino que se contrasta con el que conduce a la vida. Esas son las opciones; vida o destrucción. Es así de simple.

Varios otros pasajes hablan del mismo destino para los malvados, incluyendo Filipenses 1:28; 3:19; 1 Tesalonicenses 5:3; 2 Tesalonicenses 1:98 y 2 Pedro 2:12.

3. La Biblia no Enseña que el Alma es Inmortal

Es difícil probar un negativo, pero es más difícil para cualquiera encontrar cualquier cosa que en realidad diga que el alma es inmortal. Francamente, a veces solo se asume. Es como escribió Lorraine Boettner: "En general la Biblia trata el tema de la inmortalidad del alma en la misma manera que trata la existencia de Dios - tal creencia es asumida como un postulado innegable." 9 El teólogo británico Eryl Davies, al defender el punto de vista tradicional, expresa el sentimiento aun más claramente: "Esto [la inmortalidad del alma] está asumida en todas partes en la Biblia, a pesar de no estar explícitamente declarado." 10

Que conveniente... Pero en vez de solo asumir que la Biblia asume la inmortalidad del alma, deberíamos examinar qué realmente dice sobre la inmortalidad. A parte de las advertencias de muerte para los no salvados y vida para los salvados, nos dice unos hechos claves sobre la inmortalidad:

[Dios] el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén." (Énfasis añadido) (1 Tim. 6.16)

La inmortalidad es algo que se debe procurar. y es algo que los justos buscan. ¿Por qué buscar algo que es universal?

"el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad," (Énfasis añadido) (Rom. 2.6-7) 11

Vida e inmortalidad ambas vienen por el evangelio , el cual de nuevo, significa que es solo para los salvados (porque solo ellos aceptaron el evangelio) (2 Tim. 1.10). No hay verdad, entonces, a la idea de que los no salvados están "muertos" (no tienen "vida") y que también tengan un alma inmortal. 12

Desde luego, se asume que la Biblia enseña la inmortalidad del alma. O, cuando las personas leen la Biblia y no ven dicha declaración en ninguna parte, ¡ellos asumen que la Biblia debe asumir que es verdad! Pero basado en estos pasajes que en realidad tratan con el tema, no ternemos que asumir nada para ver la evidencia significativa para la mortalidad del alma. Fallar en ganar la inmortalidad entonces lógicamente condenaría al no salvado a un fin a cualquier tipo de vida, no una vida continua en tormento.

4. La Biblia Visualiza la Eternidad en una Manera que Hace Imposible la Existencia Eterna de Cualquiera que no sea Redimido

"Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. (Énfasis añadido) (Phil. 2.9-11)"

Si toda rodilla se doblará, es difícil imaginar como los pecadores podrían estar por el área, rebelándose contra Dios. Algunos han argumentado que ellos doblan sus rodillas de terror despreciable, pero hay algo que decir sobre ese argumento en que Dios mo se deleita en o aprecia falsa adoración o sumisión.13 Jesús ciertamente no tenía un alto concepto de dicha actitud, como está escrito: "Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: ESTE PUEBLO DE LABIOS ME HONRA, MAS SU CORAZÓN ESTÁ LEJOS DE MI." (Mk. 7.6). Dios no se deleita en personas que lo honran con sus labios (o sus rodillas) cuando sus corazones aun lo odian. Aun así, Filipenses nos dice que toda creatura doblando sus rodillas a Jesús era ¡el mismo propósito de Dios enviarlo! Eso ciertamente brinda algo de luz sobre lo que Dios tenía en mente ahí.

Algunos argumentarán que aun así hay evidencia de que los no salvos continuarán pecando y se opondrán a Dios en el infierno por siempre y para siempre (usualmente basado en un solo pasaje mal interpretado de Apocalipsis y sus propios asumidos teológicos), pero eso ha sido lidiado aquí ya.

Además:

"dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En Él... (Énfasis añadido) (Eph. 1.9-10)"

No solo genéricamente "todas" las cosas, sino todas las cosas en el cielo y la tierra. Todo lo que existe estará en Cristo. Mientras que uno puede decir que los no salvos, en el punto de vista tradicional, están bajo el juicio de Cristo, ellos seguramente no están en Cristo, lo cual es la completa transformación de la realidad que la Biblia describe.

"Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él [Jesús] todas las cosas, para que Dios sea todo en todos. (Énfasis añadido) (1 Cor. 15.28)"

Si hay un lugar en alguna parte de la creación donde creaturas vivas sensibles han sido almacenadas y mantenidas apartadas de Dios (y de acuerdo a muchos , pecando contra Él), ¿cómo es Dios todo en todos? El lenguaje sugiere un completo abarcamiento y llenura de su presencia. Dios ya está en todo lugar en términos de localización geográfica (Ps. 139.7-8), así que esto debe significar en un sentido aun más profundo, donde Él es todo en todas las cosas. Eso seguramente no suena como algo que permita para algún lugar lleno de personas que están apartadas de su bondad y llenura.

5. Muchos Pasajes que se Dicen Prueban la Doctrina Tradicional en Realidad Hacen lo Opuesto.

Mk. 9.48 es comúnmente citado por tradicionalistas. El pasaje habla del infierno, "donde su gusano no muere, y el fuego que nunca se apaga." Se razona que en el infierno, el fuego arde por siempre y el gusano continúa comiéndose al impío (o algo por esas líneas). Pero hay problemas con eso.

Primero que nada, no necesitas un PhD. en teología para saber que apagar un fuego significa extinguirlo activamente, y que un fuego que arde todo y no lo extinguen sino que muere solo no ha sido apagado. Pongámoslo de otra manera, todo fuego que arde por la eternidad son fuegos que nunca serán apagados, pero no todos los fuegos que nunca serán apagados son fuegos que arden por la eternidad. Es por eso que numerosas veces, la Biblia habla de fuegos que no se apagan y claramente no son fuegos que arden por siempre (ej. Jer. 17.27; Ez. 20.47). A su vez, los fuegos en vista consumen todo porque nadie los puede apagar. Un fuego que muere solo cuando a quemado todo es aun así un fuego que no se ha apagado.

Aun más importante es el hecho de que Jesús está citando del Antiguo Testamento.us palabras no son una nueva descripción revelada de un lugar donde personas están constantemente ardiendo y comido por gusanos inmortales por la eternidad. Esto es de donde él está citando:

Y saldrán,

y verán los cadáveres de los hombres

que se rebelaron contra mí;

porque su gusano nunca morirá,

ni su fuego se apagará,

y serán abominables a todo hombre. (Énfasis añadido) (Is. 66.24)"

¿Y de qué Isaías está hablando? De cadáveres. Cuerpos muertos. Los cuerpos de las personas que Dios habló de matar en el versículo 15. Debe ser obvio porque esto es significante; ¡no puedes atormentar un cuerpo muerto! Lo que sea que Jesús quería decir al citar ese versículo, él estaba usando lenguaje que refiere a lo que le sucedió a los intormentables cuerpos muertos.

Debido a la tradición, todos tenemos esta idea de un lugar donde las personas van y viven para siempre (aunque ellos están "muertos") y son quemados vivos. Por tanto, cuando escuchamos a Jesús hablar del fuego del infierno, estamos condicionados a pensar en eso y ver sus palabras como prueba de ello. Pero si él está aludiendo a Dios matando personas y sus cuerpos dejados para el fuego y los gusanos, eso realmente no suena como lo que se nos enseñó de lo que Jesús quería decir. Si Jesús estaba tratando de transmitir la idea de las personas estando conscientes en tormento, ¿por qué rayos citaría un pasaje sobre cadáveres? Me atrevería a decir que no hay nada más allá de la idea de existencia consciente eterna ¡que la referencia a cuerpos quemándose! A la luz de la fuente que Jesús utiliza (el libro de Isaías), una interpretación mucho más razonable que el tormento eterno es que el fuego del infierno completa y permanentemente consume al impío, así como el fuego y los gusanos consumieron los cadáveres de los enemigos de Dios matados sobre la tierra. Ellos serán destruidos sin ninguna esperanza de otra resurrección en la eternidad. 14

Numerosos otros ejemplos existen, pero ojalá por ahora, haya despertado su apetito.

Conclusión

Así que, para recapitular. El no salvo sufrirá la muerte. Sus cuerpos y almas serán destruidas. La Biblia ata la inmortalidad a Dios y a los salvados solamente. La Biblia, en descripción directas, describe la eternidad donde todo lo que existe está en Cristo y en donde Dios es todo en todos. Y como veras, mientras mas lea en esta página y estudies el asunto más, los pasajes que son usados para probar la doctrina tradicional fallan. Al menos algunos, cuando se miran a la luz de alusiones al Antiguo Testamento o cuando al mirar más allá del decir "vez, dice eterno," en realidad inclina el peso hacia la posición condicionalista.

Ahora, esto ha sido mayormente unilateral, pero eso es porque la intención fue hacer una introducción, no una mirada exhaustiva de todos los pasajes envueltos. Obviamente, los tradicionalistas tienen respuestas y refutaciones que no hemos atendido en este artículo. Dicho esto, a medida que vez esto más profundamente, creo que encontrarás que, a pesar de que algunas refutaciones pueden sonar convincentes al principio, son insuficientes. No creas que nuestros argumentos son superficiales y que esto es todo lo que tenemos. He escrito un libro electrónico de 500+ páginas sobre este tema; ¡obviamente nuestro caso completo no descansa en unos pocos fragmentos aquí y allá!

Pero para algunos de ustedes, a puesto a que esto fue todo una revelación. No se nos ha dicho de estas cosas arriba, cosas que están ahí en frente de nosotros pero que no esperamos encontrar y por ende lo pasamos de largo. Pequeñas cosas como estas son el por qué más y más cristianos, cuando seriamente ven lo que la Biblia enseña sobre la eternidad, están repensando el infierno.

Liked it? Take a second to support Rethinking Hell on Patreon!
Become a patron at Patreon!

References
1 Las citas bíblicas presentadas en esta traducción al español son tomadas de la Reina Valera 1960.
2 Ahora, los tradicionalistas argumentarían que por muerte, no significa muerte como lo que le sucede a un cuerpo muerto (que no siente o piensa o nada). Ellos argumentarían que tiene un sentido diferente en la Biblia. Es usualmente dicho que es un término teológico técnico simplemente para la separación de dos cosas. Sin embargo, como se mostró previamente, aunque muerte puede significar más de una cosa, y la separación está envuelta, es mucho más parecido a lo que le sucede a un cuerpo muerto que lo que se nos ha dicho.
3 Técnicamente, matar y destruir no son necesariamente la misma cosa (como puedes destruir cosas no vivas que no puedes matar), pero también es una manera de referirse al matar a creaturas vivas (por lo cual muchos traductores lo dejan como "destruir" en pasajes como Mt. 2.13). Como se discutió en un artículo anterior, la importante de esto es que los no salvos son hechos sin vida como cadáveres por la eternidad, independientemente de como los componentes del material inerte son reordenados o desmontados. Por supuesto, si Jesús sí dijo "destruir" para poder transmitir que el alma no solamente sería matada como un cadaver sino que sería eliminada su alma, entonces eso haría el trabajo de igual forma.
4 Para mas sobre esto, vea el artículo sobre este tema del Dr. Glenn Peoples.
5 Como se define aquí.
6 Glenn Peoples, “Why I Am an Annihilationist,” Right Reason, n.d., http://www.rightreason.org/articles/theology/annihilationist.pdf (accessed [por Joseph Dear] October 28, 2013).
7 Claro, muchos condicionalistas no ven el alma como algo separado, parte inmaterial de una persona, pero el punto permanece igual. Si no hay un "tú" inmaterial que existe conscientemente después de la muerte, y a su vez Jesús está hablando de la identidad de la persona que Dios mantiene después de la primera muerte, o alguna fuerza de vida, o aun si él en realidad está diciendo que los hombres no pueden realmente quitarte la vida aun cuando han matado tu cuerpo porque Dios resucita a los muertos después de la primera muerte, el punto se mantiene de que toda la persona impía , cuerpo y "alma", estarán tan muertos como un cadáver que será quemado o se irá pudriéndo.
8 2 Tes. 1.9 es frecuentemente apelado por los tradicionalistas también, debido al uso de la palabra "eterna" (lo cual se asume que significa que debe ser un estado eterno y consciente o proceso), y debido a que habla de algo estar fuera de la presencia del Señor (en la mayoría, pero no en todas las traducciones) lo cual se asume que significa que los perdidos están separados de Dios y permanecen conscientes en ese estado por la eternidad. Para refutaciones de estos asumidos sin garantías, buenos recursos incluyen "Why I am an Annihilationist [Porque soy un Aniquilacionista]" por el co-contribuidor Glenn Peoples. The Fire that Consumes por Edward Fudge, o, si me lo permiten, mi propio libro electrónico gratuito The Bible Teaches Annihilationism [La Biblia Enseña Aniquilacionismo].
9 Lorraine Boettner, Immortality (Presbyterian & Reformed, 2001) 78; énfasis añadido.
10 Eryl Davies, The Wrath of God: The Biblical Doctrine of Wrath, Final Judgment, and Hell (Evangelical Press of Wales, 1984) 56; énfasis añadido.
11 En el artículo original, Joseph Dear utiliza la NVI solamente por la puntuación y la estructura de la traducción de este versículo que lo hace ideal para la cita. Según Joseph Dear, no hay ninguna diferencia en contenido entre el NVI y la traducción en defecto.
12 En un reciente artículo, el compañero contribuidor Chris Date refuta la noción que los no salvos, bajo el punto de vista tradicional, puede ser considerado "muerto" y no tener "vida" a pesar de ser resucitado, consciente y con la habilidad de sentir dolor y tristeza.
13 Julie Ferwerda. Raising Hell: Christianity’s Most Controversial Doctrine Put Under Fire (Vagabond, 2011), 121
14 Aun queda el asunto de los gusanos que se dicen que "no mueren". Esto se ha trabajado previamente aquí (y una mirada más profunda al fuego que no se apaga puede ser encontrado aquí). Sin embargo, aun si dijéramos que los gusanos están ahí por la eternidad y que el fuego nunca, pero nunca se apaga, aun así tenemos que bregar con el hecho de que Isaías está hablando de cadáveres, no seres sensibles. Con lo que nos queda es no tradicionalismo, sino simplemente una situación bizarra y bochornosa donde tenemos una pila eterna de cadáveres intormentables siendo continuamente devorados y aun así sin desaparecer. Así que ya sea que se tome literalmente o pictoralmente, este pasaje hace un mejor trabajo en hacer que los tradicionalistas repiensen el infierno que lo que ayuda la doctrina tradicional.